De Picha, Y Señor Mío…

Resumen del libro

libro De Picha, Y Señor Mío...

Denme una picha y moveré al mundoComo su nombre lo indica, este libro de cuentos trata acerca del tamaño de los órganos sexuales y otros atributos femeninos y masculinos, pero haciendo énfasis la parte del cuerpo que le pone nombre al álbum: el pene, la verga, el palo, o los mil nombres que le hemos dado por al órgano reproductor de los mamíferos. No hay cubano que no utilice el termino vulgar de esa parte del cuerpo humano para completar una frase, al darse un martillazo en el dedo, cuando se queda largas horas esperando un aventón, o frente al refrigerador vacío, la palabra suena como un campanazo si le agregan el de p…»De picha y señor mío…» del escritor cubano José Luis Riverón Rodríguez es una joya humorística para establecer bien claro entre ser el falo y tener el falo, en la dialéctica del amo y el esclavo, según la Fenomenología del Espíritu de Hegel.El falo puede ser símbolo de poder y autoridad, de fortaleza y por supuesto es el lado visible del deseo, al punto de que ciertos individuos viven bajo la divisa de «Denme un falo y moveré al mundo». Claro, otras partes del cuerpo humano ocultas del sol también son rozadas por la pluma de José Luis… mas un falo es un falo.Y como no deseo entrar en detalles sobre el asunto, recurro al gran maestro Fernando del Paso quien en su monumental obra Palinuro de México le dedica un fragmento genial a la cuestión que aborda José Luis Riverón Rodríguez en este cuentario:»De todos modos, no tienen ustedes por qué preocuparse –aseguró Molkas –: somos exhibicionistas en el sentido primitivo de Lasègue.» «O sea, que nos limitamos a enseñar nuestras vergas», aclaró Palinuro. «Sin ninguna clase de manipulaciones», estipuló Molkas. «Sin comentarios obscenos», prometió Fabricio. «Ni frotaciones como las estudiadas por Magnan», finalizó Palinuro.»¿Y se puede saber por qué carajos enseñan ustedes las vergas?», preguntó el general con un ojo impaciente. «Es que vivimos de enseñarlas, caballeros… tenemos las vergas mis largas del mundo –explicó Molkas–. Más largas que la verga del Príapo del Museo de Dresde y que el gigantesco Falo de Delos y más largas (aunque en este caso debería de decir más altas) que los doce Lingams sagrados de la India, que en la fiesta de Shiva se bañan con leche.» «No más largas que la mía», dijo el general, quien se dispuso a recordar sus viejos tiempos en los que se llevaba a las criaditas a los terrenos baldíos de Chapultepec Heights y les regalaba Pilules Orientales para que les crecieran los pechos. «Sus recuerdos de juventud no nos interesan», dijo Molkas. El general no se ofendió: «Y además de larga, todavía se me para.» «Vamos, general: usted cree todavía en la resurrección de la carne.» (Palinuro de México, Fernando del Paso)Eduardo René Casanova EaloEditorial Primigenios


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si quieres puedes obtener una copia del libro en formato PDF y EPUB. Seguidamente te indicamos una lista de fuentes de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

5

99 valoraciones en total