El Amor En Las Psicosis

Resumen del libro

libro El Amor En Las Psicosis

Cada uno de los casos presentados en este volumen nos enseña algo sobre el amor, pero también sobre ese lazo amoroso tan particular que constituye la transferencia, y que algunos querrían ver hoy expulsado de toda psicoterapia en nombre del cientificismo y la terapia on line. Lacan llegó a decir que el amor era posible en la psicosis, pero se trataba de un amor muerto. ¿Ese carácter mortífero o mortificado está ligado al hecho de que, allí más que en otra parte, el sujeto sólo se ama a sí mismo, o un ideal por el que sustituye la realidad del partenaire? ¿O acaso el sujeto psicótico ama a Otro, tan Otro que no puede encarnarse en un ser viviente sino en una ficción delirante? ¿O será, por último, que el sujeto psicótico no ama sino su delirio, según lo expresado por Freud? El amor en las psicosis nos enseña sobre el amor en general. Los múltiples rasgos que nos sirven para especificar el amor en las psicosis en comparación con un amor normal, ¿no se aplican, de manera inflexible, al amor como tal? Los dieciocho casos presentados y comentados en este volumen ilustran la diversidad y la autenticidad del amor en la psicosis. Es de destacar el cuidado puesto por cada psicoanalista para transmitirlos al lector.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes conseguir una copia de este libro en formato PDF y EPUB. A continuación te proponemos una lista de opciones de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

3

92 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Jacques Alain Miller

A continuación te presentamos otros libros de Jacques Alain Miller disponibles para descargar gratuitamete

  • Jacques Alain MillerEl Saber Delirante

    Con estas precisiones observamos un cortocircuito ya que, al poner el delirio en el lugar del S2 -es decir, del saber-, nos muestra que todo saber es delirio y el delirio es un saber. Escuchando lo que afirma Lacan sobre lo interesante de la invención de saber, el psicótico se presentaría como el delirante que no retrocede ante la elaboración de saber (recuerden, por otra parte, que también dice que el analista no debe retroceder ante el psicótico), con el elemento de delirio que hay siempre en esta invención. (...) El señor Bunge, por ejemplo, piensa que Freud era un