La Ilada

Resumen del libro

libro La Ilada

La Iliada es un poema epico atribuido a Homero, que relata los episodios acontecidos durante la Guerra de Troya. Sus personajes: Aquiles, Odiseo, Agamenon, Menelao, Hector, Paris y la hermosa Helena, asi como los distintos dioses, se encuentran signados por la ira, el odio, la ambicion, el amor y el deseo, logrando trasmitirnos de una manera vivida los eventos que se entrelazan aqui como piezas fundamentales. Esta es una obra considerada imprescindible para el conocimiento de la literatura clasica, por su excelencia y su gran contenido poetico.


Ficha del Libro

  • Número de páginas: 252
  • Autor: Homero
  • Tamaño: 1.62 - 2.49 MB
  • Descargas: 2391

Opciones de descarga disponibles

Si lo deseas puedes obtener una copia de este ebook en formato PDF y EPUB. Seguidamente te mostramos una lista de opciones de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

4.2

113 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Homero

A continuación te presentamos otros libros de Homero disponibles para descargar gratis

  • HomeroIlíada (los Mejores Clásicos)

    Los mejores libros jamás escritos La Ilíada, que narra el trágico y sangriento desenlace de la guerra de Troya, es quizá el poema épico más importante de la tradición occidental La Ilíada es el poema más antiguo de la literatura occidental y está considerada como una de las grandes obras de nuestra tradición. Esta epopeya griega, que, como la Odisea, ha sido atribuida a Homero, es un canto al glorioso y trágico desenlace de la guerra de Troya. En la Antigüedad se consideraba que este poema se basaba en la historia real y que los personajes que aparecían en él

  • HomeroIlíada Odisea

    Esta versión en prosa de la Ilíada fue publicada por primera vez en 1908. La Universidad Nacional de Méjico la reeditó en 1921. Es de alabar su fidelidad al texto homérico y el cuidado puesto por el traductor en la dicción castellana, que han hecho de la obra de don Luis Segalá y Estalella una versión admirable en la que, sin menoscabo de la claridad, se saboreaban hasta donde era posible la belleza, vigor y fuerza del original, y tuvo el gusto de ver confirmados más tarde sus juicios por críticos tan eminentes como don Marcelino Menéndez y Pelayo, don