¿por Qué Víctima Es Femenino Y Agresor Masculino?

Resumen del libro

libro ¿por Qué Víctima Es Femenino Y Agresor Masculino?

El tema de la violencia contra la pareja y las agresiones sexuales sigue siendo actualidad y los estudios avanzan y demuestran que existe una asimetría clara entre hombre y mujer en cuanto a agresor y víctima. Es bien conocido que el maltrato familiar y los abusos y las agr esiones sexuales dañan gravemente a muchas mujeres de distintas edades, clases sociales y culturas en todos los países y que son los hombres los protagonistas de estas agresiones. En esta obra se recogen los últimos estudios y teorías científicas que tratan de explicarlo. Se habla sobre los daños que sufren las víctimas, de las características de los agresores, y de los sistemas de prevención, de tratamiento y de control para reducir estos delitos. En esta dirección se efectúa en el libro un análisis crítico de las actuales prácticas jurídico-penales orientadas a la pura denuncia, al aislamiento y, en último término, al encarcelamiento masivo y prolongado de maltratadores, violadores, etc., como bases de la prevención y el control de estos fenómenos violentos. El mayor deseo de los autores es que esta obra pueda contribuir a un mejor entendimiento social y a una explicación más certera de los fenómenos de violencia contra las mujeres, a una propuesta realista de actuación sobre las víctimas y los agresores y, por encima de todo, a una mejora de la prevención de la violencia en estos ámbitos.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes obtener una copia de este libro en formato PDF y EPUB. A continuación te indicamos un listado de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

3.7

91 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Enrique Echeburua Odriozola

A continuación te presentamos otros libros de Enrique Echeburua Odriozola disponibles para descargar gratis

  • Enrique Echeburua OdriozolaTrastornos De Ansiedad En La Infancia Y Adolescencia

    Las respuestas de ansiedad están integradas en las conductas de los niños y, en general, de todas las personas como reacciones defensivas innatas. Como mecanismo de vigilancia del organismo, sirven para alertar ante el menor peligro desempeñando, así, un papel protector en la preservación del individuo y de la especie. Por ello, las respuestas de ansiedad —dentro de ciertos límites— son más un signo de salud que una señal de enfermedad, aunque en ocasiones las respuestas de ansiedad no desempeñan una función adaptativa, se disparan de forma totalmente descontrolada y son causa de sufrimiento para los niños que las experimentan.