Ridaura, Vol. 4

Resumen del libro

libro Ridaura, Vol. 4

Excerpt from Ridaura, Vol. 4: Y Su Monasterio de Santa María Muchos escritores han creído ver en Ridaura un nombre céltico, otros aseguran, con-mayor fundamento, que su valle fué ya conocido de los romanos, al que llamaron Rzpw aurew, rive ras de oro, y decimos con fundamento, por ha berse encontrado en sus inmediaciones algún resto de cerámica romana, monedas consularesy del poderoso imperio que un día fué dueño de los destinos del mundo En mi modesto mone tario conservo tres -monedas de las familias An testia Fabia (3) y Sergia encontradas en sus inmediaciones. About the Publisher Forgotten Books publishes hundreds of thousands of rare and classic books. Find more at www.forgottenbooks.com This book is a reproduction of an important historical work. Forgotten Books uses state-of-the-art technology to digitally reconstruct the work, preserving the original format whilst repairing imperfections present in the aged copy. In rare cases, an imperfection in the original, such as a blemish or missing page, may be replicated in our edition. We do, however, repair the vast majority of imperfections successfully, any imperfections that remain are intentionally left to preserve the state of such historical works.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si lo deseas puedes conseguir una copia del ebook en formato PDF y EPUB. A continuación te detallamos una lista de fuentes de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

4.3

111 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Francisco Monsalvatje Y Fossas

A continuación te presentamos otros libros de Francisco Monsalvatje Y Fossas disponibles para descargar gratuitamete

  • Francisco Monsalvatje Y FossasLos Monasterios De La Diócesis Gerundense, Vol. 14

    Excerpt from Los Monasterios de la Diocesis Gerundense, Vol. 14: Rectificacion A los Abaciologios Si rico llego a ser el monasterio de bienes tem porales, no lo fue menos en gracias espirituales. bajo el altar mayor descansaban los restos de San Pedro exorcista, Santa Concordia, San Lucio y San Moderando, bajo el presbiterio habia una cueva, ahora ya cegada, que fue lugar de peni tencia para San Sergio, obispo de Narbona, cuan do la fiesta de Santa Cruz de Mayo caia en Vier nes, venian peregrinos de tierras muy remotas a ganar ante sus altares el jubileo santo. La vis