El Buddha Desnudo (vi) El Acuerdo

Resumen del libro

libro El Buddha Desnudo (vi)   El Acuerdo

Allí, de pie, con su estola a la luz trémula del fuego, parecía que solo me miraba a mí y cuando dejaba de hacerlo, el cansancio me invadía. Agotado por meses de preparación y por la larga duración de la ceremonia, con la mente a punto de colapsar, vi con claridad que lo aquello que llevaba seis años buscando, que desconocía totalmente, lo hallaría siempre y cuando me jurara a mismo a no enseñarlo. Este extraño respaldo me supuso un respiro que sirvió para serenarme. Sin la presión de enseñar, podría centrarme únicamente en la exploración. Sin embargo, en aquella cálida tarde del verano del 17 sentado en un canchal solitario en el cauce del rio Balozano, entendí la situación, comprendí la trampa en la que el anagami estaba atrapado. Sin nada que ganar ya, pero obligado por el agradecimiento, tardé tres días en aceptar romper aquel juramento y negocié el acuerdo: aceptaría enseñar sin ir detrás de nadie, limitándome a favorecer las condiciones a aquellos cuyo kamma estuviera maduro. Esta obra es parte del acuerdo. Si es usted una de esas personas y me encuentra, quizá pueda ayudarle.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si lo deseas puedes conseguir una copia del libro en formato EPUB y PDF. Seguidamente te proponemos una lista de opciones de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

3.3

54 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Tomas Morales Y Duran

A continuación te presentamos otros libros de Tomas Morales Y Duran disponibles para descargar gratis

  • Tomas Morales Y DuranEl Buddha Desnudo (iv)

    El Sufrimiento es como el dolor de muelas. Mientras está presente y es intenso, se convierte en una prioridad obvia: nada es más importante, nada es más urgente. Sin embargo, una vez que se supera y habiendo pasado el periodo de alivio, el sufrimiento acaba por olvidarse y con ese olvido, deja de tener importancia. El siguiente objetivo, erradicar la Ignorancia aparece ahora como un objetivo deseable, porque no hay mejor motivación que el deseo de aprender. Aprender a saber, El Noble Óctuple Camino, deja de tener sentido. El la barca que nos ha llevado a la otra orilla y